Sobre los guantes…

Son varias las mujeres a quienes admiro, entre ellas Elizabeth I de Inglaterra: poderosa e inteligente quien gobernó durante 45 años con un sentido único por la moda. Se dice que su obsesión fashionista eran los guantes y llegó a tener alrededor de unos 2000 pares.

Los guantes han tenido diferentes significados y usos durante la historia. Los primeros, fueron encontrados por arqueólogos en la tumba de Tutankamón, faraón egipcio quien murió alrededor de 1400 A.C.

A lo largo del tiempo, estos se han usado como una forma de protección para quienes trabajaban en el campo, tanto en la agricultura como con los animales (hasta el día de hoy) y hacían parte esencial en la armadura de los ejércitos.

Pero a mediados del siglo XIV este accesorio se posicionó como el must have entre las vestimentas de reyes, Papas, cardenales y personajes de la nobleza como un símbolo de jerarquía, riqueza y poder. Los guantes eran confeccionados a mano en una amplia variedad de cueros para luego ser decorados con elaborados bordados en delicados hilos de oro y plata; los más adinerados les adicionaban piedras preciosas.

Pero en ocasiones los guantes representaban algo más que un accesorio de moda. La historia de los Tres Mosqueteros de Alexander Dumas se sitúa a comienzos del siglo XVII: aventuras con espadas, intrigas, secretos de estado y duelos. Dumas y otros autores relatan escenas de caballeros arrojándole un guante a los pies de otro para retarlo a un duelo a muerte, recogerlo era aceptar el desafío.

Pero también existía un lado romántico. Cuando una mujer le entregaba a un hombre un guante, era una forma de coquetería y favoritismo en su corazón. Así, ella le deseaba suerte en la guerra o en los juegos de caballeros.

Y surgieron los guantes perfumados. Hoy solemos asociar el perfume con Francia, pero realmente hasta el siglo XVII Italia era el número uno en la creación de fragancias. No era de extrañar que durante el siglo XVI se especializará en accesorios con deliciosos aromas como pelucas, sombreros y por supuesto los apetecidos guantes.

Se especula que los guantes perfumados fueron creados para ocultar el olor a veneno impregnado en las manos de Catalina Medici. Al parecer, era ella misma quien envenenaba a sus enemigos. Por lo tanto, Rene de Florentin, su perfumero, se ingenió la forma perfecta para ocultar este olor.

Más adelante, con el vestido talle imperio, llegaron los guantes largos, hoy conocidos como guantes de opera. Estos llegaban a tener hasta unos 16 botones a lo largo del brazo. Las damas de compañía podían demorar una media hora en ponerlos, y por lo general necesitaban ayuda adicional como talcos y alguien quien los estirara. Era impensable salir de casa con manos y brazos descubiertos.

8bff46d58e1da168f908ebcf18b1b472
Versión de hoy de los guantes usados a comienzos del siglo XIX con el vestido talle imperio

En la década de los 60’s del siglo pasado hubo otra gran revolución de la moda y de la emancipación de la mujer. Los guantes perdieron todo ese encanto de elegancia, estilo y clase; pocas mujeres, como la siempre espectacular y elegante Jackie Kennedy, se negaron a abandonar ese accesorio que marcaron su propio estilo.

Los guantes realmente nunca han dejado de ser parte del vestuario, y no me refiero solo en época de invierno como protección contra el frío. Dos de los personajes más fashionistas de la televisión, Carrie Bradshaw y Blair Waldorf, los incluían en su vestuario como el complemento chic y elegante.

Los editoriales de moda están llenos de looks con guantes en una infinidad de materiales. Los códigos de etiqueta de hoy no nos exigen usarlos, pero no hay ninguna ley que los prohíba, no importa la época del año y la ocasión.

Yo espero algún día poder asistir a la premier de una opera en Londres y poder lucir unos hermosos guantes de opera. Como dijo Christian Dior en su Little Dictionary of Fashion “los guantes largos dan elegancia a las manos y ayudan a que estas se vean delgadas y largas”.

Pero mi look preferido podría ser una chaqueta tres cuartos muy Jackie, unos hermosos y perfectamente entallados guantes de cuero, y por qué no, combinados con unos jeans y unos altos tacones.

Stret Style

Red Carpet

Detalles

Otros ejemplos

 

 

 

 

3 comentarios en “Sobre los guantes…

  1. hola andrea el sabado que viene se casa mi hermana me pondre un vestido largo de seda stilletos y guantes largos de cuero

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s