Sobre el tejido de punto…

Cuando mis abuelas se enteraron de que iba a nacer su primera nieta (yo), ambas empezaron a tejer. Mi abuela Titía tejió durante gran parte de mi infancia el mismo chaleco en una gran variedad de colores. Mi abuela Mara deseaba hacerme una cobija, pero desistió al segundo día.

Cuando me regalaron un kit para hacer mi primera bufanda, tuve tanta suerte como ella y nunca logré dar ni dos puntadas. Aunque realmente es un tejido fácil: por medio de dos largas agujas se conectan dos hilos, el uno crea un círculo, mientras el otro lo amarra.

Casi todas las fibras que se encuentran hoy en el mercado son trabajadas con diversos tipos de agujas para tejido de punto, y es así como las opciones de diseño no tienen limites. Solo se necesita imaginación, bueno, y la destreza de quienes tejen a mano o la tecnología de las maquinas.

La diseñadora  Dorthe Merete Lykke Jensen ha explorado y experimentado con el tejido de punto

La primera prenda encontrada por arqueólogos como una muestra del inicio de este tipo de tejido fue hallada en Egipto. Gracias al comercio de lana, esta técnica llegó a Europa en el siglo V y comenzó a expandirse por todo el continente.

La pintura del siglo XIV ha sido fundamental como documento histórico para comprender el importante papel de la actividad de tejer entre las mujeres, ya fuera en lo social (hasta hoy en día amigas se reúnen alrededor de la costura, juegan cartas o tienen un club de lectura) o como una forma de comercio e ingreso económico.

Madonna Knitting by Bertram von Minden
Pintura  de Bertram von Minden “Madonna knitting”

En zonas costeras de Inglaterra, el desarrollo de prendas tejidas en lana fue mayor que en otros lugares debido a la protección que brindaba contra el frío. Cada familia o pueblo tenía asignado un color para tejer el vestuario de sus pescadores, de esta forma podían ser identificadas en caso de un accidente marítimo. Y es precisamente en este país donde se publicó la primera revista especializada en el tejido de punto.

Pero no fue hasta el siglo XX cuando este hizo parte del look diario. Con actividades deportivas como patinaje, tenis y bicicleta, las personas necesitaban prendas más cómodas, con mayor movimiento y flexibilidad (recordemos que en ese momento no existían telas con mezcla de elástico). Así que prendas tejidas en lana, algodón o incluso seda, se volvieron un must have.

Y llegó Coco Chanel con su revolución en la moda. Una de estas fue utilizar el jersey (tejido de punto) e involucrarlo, ya no en prendas deportivas, si no en la alta costura. Así se abrió un nuevo mercado para este tipo de tela con vestidos diseñados y usados por ella misma para mostrar las infinitas opciones de diseño y propiedades de este tejido. Las mujeres le dijeron adiós al corsé, a los vestidos pesados y sin movimiento y le dieron la bienvenida a un vestuario versátil, cómodo, moderno y con libertad de movimiento. El tejido perfecto para el nuevo siglo.

Según registros, Chanel fue quien puso el jersey en el panorama de la alta costura, pero muy pronto otros diseñadores como Jean Patou y Elsa Schiaparelli crearon sus propios diseños. Schiaparelli, en su amor al arte surrealista, comenzó a incorporar en los tejidos nuevos materiales y técnicas para darle originales detalles a las prendas.

Y en los 30’s llegó el atemporal twin set. Este fue diseñado por primera vez por Otto Weisz, director creativo de la marca Pringle. Aunque muchos consideren este conjunto pasado de moda, para una mujer como mi abuela, clásica y elegante, era (y sigue siendo) una excelente opción para combinarlo con faldas o jeans en los días de campo.

blog.nms.ac.uk
Portada de Vogue modelo luciendo un twin set (blog.nms.ac.uk)

Y fue así como década tras década el tejido de punto fue cobrando fuerza y se impuso en cada temporada, sin importar la temperatura ni la ocasión. Mary Quant diseñó su famoso mini dress característico de los años 60’s en tejido de punto y en esa misma década Missoni lanzó su colección con el distintivo colorido tejido en zigzag (registrado por la marca). Y los suéteres preppy diseñados en ese entonces por Sonia Rykiel continúan siendo un imprescindible para el college look de varios diseñadores.

missoni-fall-winter-2015-runway11
Missoni colección otoño/invierno 2015

El tejido de punto dejo de ser exclusivo para los meses fríos. Hoy, podemos encontrar prendas para escalar el Everest y evitar congelarnos durante el invierno al igual que un liviano suéter para acompañar un elegante vestido durante una cena al lado de la playa.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s