Una tradición muy inglesa

There are few hours in life more agreeable
than the hour dedicated to the ceremony
known as afternoon tea.
Portrait Of A Lady, by Henry James

Una de las tantas cosas que he heredado de mi madre es el gusto por el té. Aunque de vez en cuando no puedo negar el deseo de un latte campesino de Juan Valdés, en mi casa siempre tengo una gran variedad de té.

Cuenta la leyenda que en el año 2737 AC, Shen Nung, emperador de China, se encontraba en su jardín bajo un árbol de camellia sinensis. En su mano sostenía una taza con agua hirviendo cuando de forma sorpresiva cayeron unas hojas y el agua se tornó de un color oscuro. El Emperador no dudó en probar la bebida y desde ese día se conoció como té. (Muy similar a la leyenda de la seda)

Maria Antonieta, quien prefería té de jazmín o negro con rosas traído desde China, solía sorprender a sus más cercanos amigos con hermosas creaciones de esta bebida.

En 1662, Carlos II de Inglaterra contrajo matrimonio con la princesa portuguesa Catalina de Braganza, en su dote le obsequió a su futuro esposo hojas de té. Debido a su escases, costo y altos impuestos, la bebida estaba reservada para la clase alta y aristocracia inglesa.

La exótica bebida traída desde Asia por la East India Trading Company (India es otro de los grandes consumidores y productores de té) se fue imponiendo como la bebida nacional en Inglaterra. No obstante se hablara de reuniones sociales alrededor del té, no fue hasta 1840 cuando realmente se propagó entre la nobleza el hasta hoy conocido Afternoon Tea.

La séptima duquesa de Bedford, Anna Russell, amiga de la reina Victoria, es a quien se le ha dado el crédito de ser la creadora del Afternoon Tea. La duquesa no solía cenar antes de las 8 de la noche como era costumbre en ese momento; para calmar el hambre en horas de la tarde, pedía acompañar su té con pequeños sándwiches.

black baccara tea timeIMG_4410

 

Anna Russell comenzó a invitar a sus amigas para tomar el té mientras conversaban en el salón principal. Pronto el Afternoon Tea se convirtió en uno de los eventos sociales más importantes entre la aristocracia. Era además el lugar para lucir las últimas creaciones de moda para el día en conjunto con grandes sombreros decorados con flores y elegantes guantes en cuero o tejidos.

El té era servido en una tetera de plata para verterlo en tazas pintadas a mano de la más alta calidad de porcelana. A los sándwich le siguieron scones con mermelada y deliciosa crema inglesa para finalizar con pastelillos dulces.

black baccara tea timeIMG_4416

Este evento, una elegante y clásica tradición inglesa, se trasladó en el verano hacia los jardines para así disfrutar del sol. Debido a que esta practica no solo era un tema social sino además económico, varias familias contrataban artistas para dejarse pintar mientras tomaban el té, una forma de mostrar su fortuna.

Una vez el té comenzó a ser asequible, la clase trabajadora adoptó este momento como su cena para tomarlo entre 6 y 7 de la noche acompañado de algo ligero para comer. ¿Quién no ha visto Downton Abbey?

Al té de la clase trabajadora se le dio el nombre de high tea, este era servido en la mesa de cenar, más alta comparada con las mesas dispuestas en los salones o jardines para el Afternoon Tea o el Low Tea como también se le conoce.

Muy pronto, el Afternoon Tea fue adoptado por los lujosos hoteles en Londres: sobre finos manteles se disponían teteras de plata y pequeñas torres con comida delicadamente preparada mientras los huéspedes eran entretenidos con melodías tocadas en piano.

Entre la etiqueta, se resalta el uso único de hojas de té sueltas, solo de esta forma se logra destacar y degustar la absoluta expresión del té: calidad, sabor, aroma y características distintivas de cada sabor.

Durante mi último viaje a Londres, no podía dejar pasar la oportunidad de disfrutar de un tradicional Afternoon Tea en uno de los hoteles más elegantes de la ciudad, el hotel Browns. Aquí se ofrecen 17 tipos de té y el menú tradicional donde no pueden faltar los cucumber sandwich y deliciosos scones recién horneados.

Cómo no empezar esta tradición inglesa con una copa de champagne…

black baccara IMG_2856

 

¿Te gustó este post? No dudes en dejar tus comentarios y compartirlo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s