El diseño democrático de Philippe Starck

Sólo soy un tipo que intenta merecer existir
y que tiene una enfermedad
llamada creatividad. Porque a mi nivel,
y por mi volumen de trabajo,
creo que se podría calificar
como enfermedad mental
Philippe Starck

 Definir a Philippe Starck en una sola palabra resulta imposible. Francés de nacimiento pero nómada debido a sus proyectos a nivel mundial, Philippe creció rodeado de diseño, específicamente de aviones. Su padre, quien trabajó como ingeniero aeronáutico, influyó de alguna forma en la visión innovadora y multifacética de su hijo.

Con más de 10.000 creaciones, ha trabajado como diseñador de interiores y de productos, en proyectos arquitectónicos e incluso se ha desempeñado como inventor en diversos programas. Él mismo ve su trabajo como algo subversivo, ético, ecológico, político y humorístico. Se describe a sí mismo como “un agitador político y social que decidió ser diseñador por casualidad”.

Los primeros trabajos reconocidos de Starck fueron la remodelación de Les Bains Douches en 1978 y La Main Bleue, dos de los clubs nocturnos más emblemáticos de París. No pasó mucho tiempo hasta ser catapultado como diseñador reconocido: en 1982, el presidente francés, François Mitterrand encargó al joven prodigio del diseño a decorar sus habitaciones privadas en el Palacio del Eliseo.

Relajado y lleno de humor, Starck aborda el diseño desde “la gran imagen” como él mismo lo llama. Para él, la creación de un objeto no puede ser superficial, este debe cumplir un papel concreto para el consumidor y el medio ambiente; debe existir un sentimiento de pertenencia entre la persona quien lo adquiere y el producto.

Al abordar cada nuevo diseño se cuestiona por el impacto de este, la persona quién lo utilizará, sobre su estilo de vida y todo lo que lo rodea. La pregunta principal para Starck es: ¿qué obtendrá el consumidor con este producto?

En parte fue esto lo que junto a Ian Schrager, propietario de una de las grandes cadenas hoteleras, los llevó a crear lo que ambos denominaron lobby socializing: un espacio dentro del hotel donde se crean encuentros sociales, mientras huéspedes y visitantes experimentan diversas sensaciones, resultado del diseño llamativo del espacio.

Philippe Starck se ha caracterizado por sus diseños modernos y futuristas donde los materiales juegan un importante papel. Siendo uno de los primeros diseñadores en usar plásticos en muebles, mostró un entendimiento de la desmaterialización y el efecto de la transparencia en el diseño.

Philippe ha trabajado en alianza con una gran variedad de marcas para crear objetos tan cotidianos como cepillos de dientes y exprimidores. Pero también ha estado involucrado en el diseño de una larga lista de hoteles, restaurantes y pedidos personalizados como yates (entre esos para Steve Jobs). Incluso colaboró en el desarrollo de un carro eléctrico con Volteis y en el diseño de motos para Aprila y BMW.

La visión social de este creativo lo llevaron a unirse a la iniciativa de Librerías sin Fronteras con quienes creó Ideas Box: una librería multimedia portable pensada para campos de refugiados o poblaciones vulnerables. Creada en el 2014, Ideas Box se ha llevado a más de 11 países.

Philippe Starck es un diseñador inusual, no solo por su creatividad y capacidad de innovación, pero por su forma humana y filosófica de ver el mundo. Más que el objeto en sí, Starck apunta a que ese producto ofrezca el mejor servicio mientras usa la menor cantidad de materiales posibles en su visión de preservar el medio ambiente.

Comprometido con la humanidad y fiel creyente de la ecología democrática, desea ayudar a formar un mundo en armonía con lo que lo rodea. Con esta mentalidad, se unió al grupo italiano Pramac para crear una turbina de viento bajo el concepto el viento es el futuro.

Pero su interacción creativa va más allá de lo tangible. Es así como lanzó una línea de perfumes llamada El espacio entre medias, descrita como “una antología de poemas olfativos inesperados en los que las palabras son olores”. Peau d’ailleurs (piel de otro) es una fragancia con cierto aire político-social: “Hay mucha gente que no tiene por qué encajar en los estereotipos de hombre o mujer, que pueden vivir de forma mucho más sofisticada. Mi tercer perfume habla de ellos” afirmó en una entrevista.

Por medio de sus diseños, Philippe Starck expresa ideas y sentimientos en búsqueda de un vínculo con el usuario final. Irreverente y egocéntrico para muchos, genio para otros, es un perfeccionista quien más que la fama, desea por medio de sus creaciones aportarle algo a la humanidad de forma sorprendente.

“Starck representa mi sueño: que el diseño conmueva y transgreda, que sea poético. Que tenga consecuencias imposibles de reflejar en una hoja de resultados”, escribió en 1998 Alberto Alessi.

¿Te gustó este artículo? No dudes en dejarnos tu comentario y de compartirlo con tus amigos.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s