Iris Apfel: más que un icono de moda

Pelo blanco, grandes gafas y combinaciones inauditas de collares y pulseras: esa es Iris Apfel, para quien vestirse cada día es una forma de divertirse.

Su madre, Sayde Barrel, de origen ruso y propietaria de una tienda de moda, alentó a su joven hija a crear desde muy pequeña su propio estilo. De ella aprendió que la belleza desvanece, mientras la personalidad era más importante.

Nunca considerándose una mujer hermosa, Iris desarrolló una conexión especial con las prendas como forma de expresión. Imaginando en sus pensamientos looks, fue una de las primeras mujeres en su barrio en usar jeans en los años 40; un acto considerado como escandaloso y de reveldía en ese momento por varias personas.

En 1948 conoció al amor de su vida quien fue su compañero, su cómplice y socio. Con un vestido rosado de encaje, se casó con Carl Apfel. En 1950, él, comprendiendo el gusto singular de su joven esposa, le propuso abrir juntos la empresa de textiles y diseño interior Old World Weavers.

Tomados de la mano, recorrieron el mundo en búsqueda de objetos extraordinarios en almacenes vintage, anticuarios e incluso mercados de pulgas. Hoy en día, Iris posee una insólita colección de vestuario y accesorios. Durante sus viajes, encontraba verdaderos tesoros textiles, los cuales los replicaba para rediseñar muebles. Esto llevó a la pareja a trabajar con nueve administraciones en la Casa Blanca, donde a quien más recuerda Iris es a la señora Nixon.

En 1992 vendieron la empresa a Stark Carpet, quien todavía maneja el catálogo de telas creadas por los Apfel.

Carl, cayado y tímido al lado de la energética Iris, fue su fiel admirador por 67 años. De forma silenciosa pero con una sonrisa, observó como ella compraba, buscaba y decoraba los cuartos de su casa donde antigüedades se entremezclan con peluches y artesanías.

En el 2005, el Metropolitan Museum of Art presentó la exhibición Rare Bird: The Irreverent Iris Apfel, una muestra de su ingenioso y autentico estilo, donde se combina la alta costura con piezas étnicas y de diversas épocas. Su original visión en la composición de colores, diseños, estampados, texturas y piezas atrajo la mirada de editores, fotógrafos, diseñadores y espectadores apasionados por la moda.

Iris, quien no descansa, continúa en la búsqueda de piezas extraordinarias para lucir en campañas publicitarias o posando para editoriales de revistas. A sus 95 años (nació un 29 de agosto de 1921), es más que un icono, es un ejemplo de actitud, personalidad y curiosidad mientras se toma la vida con humor y recuerda con amor a su compañero de aventuras.

Para quienes quieren conocer más sobre la vida de esta admirable mujer, les recomiendo el documentar el cual se encuentra en Netflix.

¿Te gustó este post? Me encantaría conocer tu opinión, no dudes en dejar un comentario abajo o en Twitter @andreamejiaf

¡Gracias por leer y compartir!

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s